Hidrólisis de los polisacáridos.

 

Los disacáridos y los polisacáridos deben ser hidrolizados hasta monosacáridos para poder pasar la pared intestinal para llegar al torrente sanguíneo y poder ingresar al interior de las células para su utilización.

 

 

 

Figura: representación de la hidrólisis de un polisacárido, en este caso, un disacárido.

 

 

La hidrólisis de un enlace glucosídico se lleva a cabo mediante la disociación de una molécula de agua del medio. El hidrógeno del agua se une al oxigeno del extremo de una de las moléculas de azúcar; el OH se une al carbono libre del otro residuo de azúcar.  El resultado de esta reacción, es la liberación de un monosacárido y el resto de la molécula que puede ser un monosacárido si se trataba de un disacárido o bien del polisacárido restante si se trataba de un polisacárido más complejo.

 

 

Disacárido              enzima          monosacáridos                 tipo de enlace

hidrolizado

                                                                     maltasa

Maltosa + H2O              ®                    2 D-Glucosa                     (a1-4)

 

Lactasa       

Lactosa + H2O              ®          D-glucosa + D-galactosa      (b1-4)

 

sacarasa

Sacarosa + H2O            ®                    D-glucosa + D-fructosa        (a1-2)

 

trehalasa

Trehalosa + H2O           ®          2 D-Glucosa                     (a1-a1)

 

Figura: enzimas específicas para la hidrólisis de los disacáridos.

 

 

          Tanto el almidón como el glucógeno son hidrolizados por las enzimas a-amilasa (1®4) y  glucosidasas (1®6).

 

 

 

 

Figura: representación de la estructura del glucógeno.

 

 

          La glucosa es transportada  al interior celular por medio de proteínas específicas facilitadoras del transporte que se localizan en la membrana celular. Estas proteínas tienen las siguientes funciones: 1.- reconocen a la glucosa y a otras sustancias parecidas a ella; 2.- incrementan la velocidad del paso de glucosa hacia adentro o afuera de la célula en respuesta a las demandas energéticas y 3.- su actividad puede ser inhibida en forma competitiva por sustancia parecidas a la glucosa. Esta actividad puede ser inhibida por modificaciones químicas a las proteínas de las membranas celulares.

 

          La glucosa es el combustible más común en los sistemas vivientes. Puede ser de origen exógeno en forma de alimentos que al ser digeridos producen glucosa, o bien de origen endógeno  como el glucógeno que se almacena principalmente en el  hígado y el músculo.

 

De acuerdo al tejido al que pertenezca, la glucosa tiene diferentes funciones

 

Regresa a modulación alostérica

 

Regresa a inducción enzimática

 

Regresa a generalidades de carbohidratos

 

 

Índice alfabético

 

Regresa a resumen de información                                                                            

 

 

BIOQUÍMICA Y BIOLOGÍA MOLECULAR EN LÍNEA

INFORMACIÓN ACTUALIZADA EN ESPAÑOL PARA LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE

DE ESTAS DISCIPLINAS CIENTÍFICAS.

Comité asesor de publicaciones. Facultad de Medicina, UNAM

 

 

Dr. Edgar Vázquez-Contreras

Instituto de Química, UNAM

 

 

 

 

Todos los derechos reservados Copyright © UNAM 2003

03-2002-121311275700-01

Instituto Nacional del Derecho de Autor de la Secretaría de Educación Pública del Gobierno de la República Mexicana.

 

Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica:

http://bq.unam.mx/~evazquez

De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución o el autor.

 

Preguntas/Comentarios

Para recibir actualizaciones

 

Última actualización: 03 de Octubre de 2003

 

 

Por alguna razón, esta página se ve mejor con internet explorer.